Ayuno intermitente ¿Cómo hacerlo?

Ayuno intermitente

¿Cuántas veces debemos comer al día? Los Expertos recomiendan que 5, o incluso 6 veces, según dicen, esto sirve para acelerar el metabolismo, pero lo cierto es que esto es un verdadero disparate metabólico.

Mucha gente piensa, que el ayuno va a volver más lento su metabolismo, y va a destruir masa muscular, además de que es malo para la salud ¿Son ciertas estas afirmaciones? Podríamos decir que es cierta, hasta cierto punto, si mantenemos nuestro organismo en un permanente estado de carencia nutricional se alteran los niveles hormonales y entonces el organismo, se aferraría a cada gramo de grasa que tiene almacenado “sacrificando” al tejido muscular, ya que este, es más difícil de mantener.

Pero claro, no estoy hablando de matarnos de hambre, sino, más bien de periodos de ayuno controlado alternados con periodos de alimentación normal.

Cuando se habla de ayuno intermitente lo primero que suele pensar la gente es que van a perder peso muy rápidamente, pero ese no es el único objetivo, ni el beneficio más importante que obtendremos de ayunar de manera intermitente.

Aunque existen numerosos estudios acerca de los beneficios del ayuno intermitente, no es un tema que la industria alimentaria promueva ya que eso significa que mientras ayunamos, no estaremos consumiendo sus productos,  que lógicamente es lo que les interesa.

Los humanos en parte, hemos sobrevivido gracias a nuestra flexibilidad genética para acumular grasa cuando tenemos superávit de alimentos, para utilizarla cuando hay escasez de estos.

Pero esa, no es una situación habitual en nuestro entorno, por lo general estamos bien alimentados durante la mayor parte del día, y el hambre que sentimos cada dos o tres horas no “es real”, no es de verdad, es el resultado de comer a golpe de reloj y no del estómago, así,  hemos eliminado el hambre real y la hemos sustituido por hambre de caprichos.

¿Cuántas veces os habéis sentado a la mesa sin hambre, sólo porque es la hora de comer?

Lo cierto, es que, los seres humanos estamos adaptados, para pasar periodos cortos sin comer, a lo largo de la evolución del ser humano, nunca hemos tenido tanta abundancia de comida, como en nuestra época, remitiéndonos a los humanos que vivieron en el periodo Paleolítico, a los que tanto nos parecemos, en aquella época no había un supermercado en cada esquina, ni cafeterías o restaurantes, cada 20 metros, nuestros antepasados debían buscarse alimento por sus propios medios, sin la inmediatez de que disfrutamos hoy en día.

Beneficios que nos aporta el ayuno intermitente

Hace que bajen nuestros niveles de glucosa e insulina en sangre y por tanto se incremente la respuesta insulínica, vamos que con menor cantidad nos apañamos, no hay que olvidar que la resistencia, esta relacionada con sobrepeso, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Aumenta la oxidación de ácidos grasos y aumenta también, la producción de la hormona del crecimiento GH, adrenalina y glucagón, responsables de la activación del mecanismo de utilización de las grasas.

Reduce la presión arterial, la inflamación, el estrés oxidativo, protege contra enfermedades neurodegenerativas y contribuye a tener un metabolismo fuerte y saludable.

A nivel mental, mientras estamos ayunando tenemos la mente más clara y una mayor capacidad de concentración, además nos libramos del yugo de comer a golpe de reloj y recuperar el circuito de la recompensa, es decir, recuperamos el hambre real.

Os puedo decir, que en mi caso, siempre que tengo que escribir o estimular el proceso creativo, recurro al ayuno, ya que siento mi mente clara y despejada.

Ahora bien, la pregunta del millón ¿Cómo debemos hacerlo?

Comenzar es simple os propongo estas dos fases…

De hecho, es probable que ya hayas hecho muchos ayunos intermitentes anteriormente, sin darte cuenta. Muchas personas comen instintivamente de esta manera, saltándose las comidas de la mañana o de la tarde, por ejemplo, cuando no tienen hambre.

  • Si estáis habituados a andar picoteando todo el día o a comer 5 veces al día, primero, deberíais empezar por reducir ingestas, si coméis 5 veces al día, empezad por reducirlas a tres. Porque no es muy razonable querer hacer ayunos más largos, cuando no podéis pasar ni 3 horas sin ingerir alimentos.
  • Una vez superada la fase 1, yo recomiendo empezar, por dos días a la semana y un periodo de ayuno no superior a las 12 horas, cuando estéis acostumbrados podéis aumentarlo a 16 horas también dos días a la semana.

Ejemplo ayuno de 12 horas;

-cenar a las 9 y no comer nada hasta las 9 de la mañana del día siguiente. ¿Fácil verdad?

 Ejemplo ayuno 16 horas;

-cenar a las 9, y ya no tomar nada  hasta la 1 del mediodía siguiente, este sería un ayuno de 16 horas, si, es muy fácil.

 Si os sentís mal, no deberíais seguir con el ayuno, hay que escuchar al cuerpo cuando nos habla.

La primera comida, que hagamos después del ayuno, es muy importante y debería ser rica en grasas saludables y proteínas de buena calidad, no os atiborréis a comer chucherías, con el pretexto de que habéis ayunado, romped el ayuno con comida de verdad. Una vez habituados a esta fase, podéis  pasar a hacer ayunos más largos de 18 o 24 horas, en días alternos.

¿Qué tomar mientras ayunamos?

Durante el ayuno toma agua, té o incluso café con moderación, pero no recomiendo tomar zumos ya que suben mucho el nivel de azúcar y por tanto la insulina y se eso pasa, pues adiós al ayuno.

Por tanto cuidado con los INUTILES zumos de ayuno o détox que venden a precio de oro y que al elevar el nivel de insulina no sirven para lograr los múltiples beneficios del ayuno.

¿Cómo pasar el periodo de ayuno sin pensar en comida?

Procurad manteneros ocupados, porque es fácil que el aburrimiento os haga tener caprichos alimentarios, la comida no es un válvula de escape, concentraros en el trabajo, si estáis trabajando, leed, escuchad música, haced de vuestra vida una aventura interesante y veréis como no estáis pensando en comida constantemente.

Por último si padecéis cualquier enfermedad, como diabetes, trastornos alimentarios o estáis por debajo de vuestro normo peso, por favor consultad antes con un profesional de la salud.

El ayuno intermitente afecta a hombres y mujeres de manera distinta

En el tema del ayuno, hay diferencias entre hombres y mujeres, el sistema hormonal de las mujeres es más complejo que el de los hombres, y aunque a la mayoría de las mujeres, ayunar nos resulte beneficioso, en algunos casos concretos se pueden producir desarreglos en la menstruación y otras molestias.

Un estudio mostró que el control del azúcar en sangre empeoró en las mujeres después de tres semanas de ayuno intermitente, pero que no pasó lo mismo en el caso en los hombres.

Cuando la ingesta de calorías es baja, como en el caso de ayuno, durante demasiado tiempo o con demasiada frecuencia, se afecta una parte del cerebro llamada hipotálamo, y si esto pasa, se puede alterar la secreción de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), una hormona que ayuda a liberar dos hormonas reproductivas: la hormona luteinizante (LH) y la hormona foliculoestimulante (FSH).

Estos estudios no están hechos en humanos sino en ratas y por tanto hay que ser prudentes a la hora de comparar, las pruebas en roedores demostraron que periodos de entre 3 y 6 meses de ayuno en días alternos, causaron una reducción en el tamaño de los ovarios, y ciclos irregulares.

Estos problemas no los tienen todas las mujeres que hacen ayunos, hay que recordar, que cada persona es distinta, por eso, aún así las mujeres podemos beneficiarnos del ayuno, pero desde un enfoque modificado, por ejemplo, ayuno más cortos y menos días.

Los mejores tipos de ayuno intermitente para mujeres

Bueno, igual que cuando se trata de hacer dieta, no hay un enfoque único para todos. Esto también se aplica al ayuno intermitente.

Hay diferentes tipos de ayuno, pero los que a mi particularmente me funcionan y con los que me siento más cómoda, son los siguientes;

  • Fasting Mimicking Diet o FMD,que es un tipo de ayuno simulado, el FMD propone comer muy poco durante un período de 4-5 días, si queréis saber más acerca de este tipo de ayuno, os dejo en la cajita de descripción, en este link a un artículo del blog Fitness Revolucionario, explica muy bien en que consiste.
  • Ayuno de días alternos, que consiste en ayunar unas 16 horas una o dos veces por semana.

Hay casos, en los que cualquier tipo de ayuno estaría contraindicado si sois mujeres;

  • Estar embarazada, amamantando a vuestro bebé o si tenéis trastornos menstruales. Consultad con un profesional de la salud.

Recalco esto, cualquiera que sea la opción que elijas, sigue siendo muy importante comer bien, tanto para romper el ayuno, como los días que no estés ayunando. Si consumes una gran cantidad de comida poco saludable, es decir, si no consumes alimentos reales, es posible que no experimentes los beneficios para la salud que te he comentado.

Al final, el mejor enfoque es uno que podáis tolerar y mantener a largo plazo, y que no dé lugar a consecuencias negativas para la salud, no importa qué tipo de ayuno elijas. Lo más importante es encontrar uno que te funcione a ti y a tu estilo de vida.

Como en todo, la clave está en experimentar, no hay dos personas iguales, por lo que siempre tenemos que tener en cuenta nuestras diferencias biológicas, fisiológicas y personales, y reajustar lo necesario para adaptarlo a nosotros y a nuestras características y circunstancias personales.

Os dejo a continuación algunas referencias científicas;

http://www.ajcn.org/content/86/1/7.full

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19085449

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20720176

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12558961

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20880415

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25201001

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18224538

https://www.fitnessrevolucionario.com/2018/06/09/fmd-ayuno-parcial-longevidad/

Ayuno intermitente, 10 beneficios de practicarlo

Ayuno Intermitente
Beneficios para la salud del ayuno

El ayuno intermitente es un patrón de alimentación en el que se alterna entre períodos de comida y ayuno.

Muchos estudios demuestran que el ayuno intermitente puede tener muchos y muy buenos beneficios  para nuestro cuerpo y cerebro. Por eso hoy os quiero hablar de 10 beneficios para la salud del ayuno intermitente.

  1. El ayuno intermitente cambia la función de las células, los genes y las hormonas

Cuando no comemos por un tiempo, pasan varias cosas en nuestro cuerpo. Por ejemplo, se ponen en marcha importantes procesos de reparación celular y también de cambio de los niveles hormonales para hacer que la grasa corporal almacenada sea más accesible, es decir más fácil de “gastar”.

Algunos de estos cambios son los siguientes:

  • Disminuyen los niveles de insulina en la sangre de manera significativa, lo cual facilita la quema de grasa.
  • Los niveles en sangre de la hormona de crecimiento humano pueden aumentar hasta 5 veces . Los niveles más altos de la hormona de crecimiento, facilitan la quema de  grasa y ganancia de  músculo.
  • Durante el ayuno,  el cuerpo impulsa procesos importantes de reparación celular, como la eliminación de material de desecho de las células .
  • El ayuno intermitente, beneficia la expresión de varios genes y moléculas, relacionados con la longevidad y la protección contra diversas enfermedades.

Cuando ayunamos, los niveles de insulina disminuyen y la hormona de crecimiento humana aumenta. Nuestras células también inician importantes procesos de reparación y cambia la expresión de algunos genes, es como si dejáramos que nuestro cuerpo hiciera limpieza general, ¡esto si que es un detox de verdad!

  1. El ayuno intermitente te ayuda a perder grasa.

Muchos de los que intentan ayunar intermitentemente lo hacen para adelgazar y en general, el ayuno intermitente hará que comamos menos comida, y a menos que después del ayuno nos comamos una vaca entera, vamos a terminar consumiendo menos calorías, es decir, habrá una restricción calórica, aunque esta sea pequeña.

Como hemos visto en el apartado 1 los niveles bajos de insulina, junto con niveles más altos de la hormona del crecimiento, sube la cantidad de norepinefrina (noradrenalina) lo que aumentará la descomposición de la grasa corporal y facilitará su uso como fuente de energía. ¡Si, el ayuno recarga nuestras pilas! Aumentando nuestra tasa metabólica entre un 3 y un 16%.

Dicho en palabras que pueda entender todo el mundo, el ayuno intermitente funciona hacia los dos lados de la ecuación calórica. Aumenta Nuestra tasa metabólica, es decir,  aumenta el consumo de calorías, a la vez que reduce la cantidad de comida que consumimos, o dicho de otro modo reducimos calorías.

¡Me encanta¡ Lo mire por donde lo mire oiga.

Un estudio del 2014, menciona que el ayuno intermitente puede causar una pérdida de peso del 3-8% en unas 3-24 semanas, los participantes de este estudio, también perdieron 4-7% de perímetro de cintura, lo que indica que perdieron gran cantidad de grasa abdominal, la grasa mala que se acumula en el abdomen y que causa la enfermedades.

Otro estudio de revisión también demostró que el ayuno intermitente produce una menor pérdida de masa muscular que la que ocasiona la restricción calórica continuada.

A la luz de todo lo que os he explicado ¿No os parece que el ayuno intermitente puede ser una herramienta de pérdida de peso muy potente?  Te ayuda a comer menos calorías, a la vez que aumenta tu metabolismo.

¡Es como para hacerle la ola!

  1. El ayuno intermitente puede reducir la resistencia a la insulina, disminuyendo el riesgo de diabetes del tipo 2

Se ha demostrado que el ayuno intermitente tiene muchos y muy importantes beneficios para la resistencia a la insulina y lleva a una impresionante reducción en los niveles de glucosa en sangre. En estudios en seres humanos,  el ayuno intermitente redujo el azúcar en sangre en un 3-6%, mientras que los niveles de insulina en ayunas se lo hizo en un 20-31%.

Un estudio en ratas diabéticas también mostró que el ayuno intermitente protegía contra el daño renal, una de las complicaciones más graves de la diabetes.

Y todo esto que hemos visto implica, que el ayuno intermitente puede ser altamente protector para personas que están en riesgo de llegar a desarrollar diabetes del tipo 2.

Parece ser, sin embargo, que podrían haber diferencias entre hombres y mujeres. Un estudio mostró que el control del azúcar en la sangre empeoró en mujeres después de un  ayuno de 21 días. Pero eso os lo voy a explicar en otro vídeo, no me tiréis de la lengua. 

  1. El ayuno intermitente puede reducir el estrés oxidativo y la inflamación de nuestro cuerpo

El estrés oxidativo es uno de los pasos hacia el envejecimiento y muchas otras enfermedades crónicas, esto implica moléculas llamadas radicales libres, que reaccionan con otras moléculas importantes también, como proteínas y ADN.

Hay varios estudios que muestran que, el ayuno intermitente puede mejorar la resistencia del organismo al estrés oxidativo, los estudios muestran también que el ayuno intermitente puede ayudar a combatir la inflamación, otro factor clave de todo tipo de enfermedades comunes.

  1. El ayuno intermitente puede ser beneficioso para la salud del corazón

Y así lo demuestran diferentes estudios, las enfermedades cardíacas son actualmente la principal causa de muerte en el mundo, se sabe que varios marcadores de salud, los llamados factores de riesgo, se asocian con un aumento o disminución del riesgo de enfermedad cardíaca.

El ayuno intermitente ha demostrado en este caso también, mejorar numerosos factores de riesgo diferentes, incluida la tensión arterial, el colesterol total y LDL, los triglicéridos, los marcadores de inflamación y los niveles de glucosa en la sangre. Valga decir que muchos de estos estudios se han hecho en animales, por lo que hay que ser precavidos a la hora de hacer recomendaciones. 

  1. El ayuno intermitente favorece varios procesos de reparación celular

Cuando ayunamos, nuestras células inician un proceso o vía metabólica  de eliminación de, llamémosles desechos que se  llama autofagia, esto implica que las células descompongan y metabolicen estos desechos que se acumulan dentro de las células con el tiempo. Este proceso de autofagia puede proporcionarnos protección contra varias enfermedades, incluido el cáncer y la enfermedad de Alzheimer.

  1. El ayuno intermitente puede ayudar en la prevención del cáncer

El cáncer es una enfermedad caracterizada por el crecimiento descontrolado de las células. El ayuno tiene varios efectos beneficiosos sobre el metabolismo que pueden reducir el riesgo de cáncer. Aunque se necesitan estudios en humanos ya que los que hay hasta ahora, se han hecho sobre animales, la evidencia es esperanzadora e indica que el ayuno intermitente puede ayudar a prevenir el cáncer.

Algunas evidencias sobre pacientes con cáncer, muestran que el ayuno redujo algunos efectos secundarios de la quimioterapia.

  1. El ayuno intermitente es bueno para nuestro cerebro

El ayuno intermitente mejora varias características metabólicas que se sabe que son importantes para mejorar la salud y el rendimiento del cerebro,  reduce el estrés oxidativo, la inflamación y los niveles de glucosa en sangre y resistencia a la insulina.

Además aumenta los niveles de una hormona cerebral llamada factor neurotrófico derivado del cerebro, una deficiencia en los niveles de esta hormona,  implica depresión y otros problemas cerebrales. Estudios en animales, han demostrado también que el ayuno intermitente, ofrece protección al cerebro en casos de accidente cerebrovascular.

  1. El ayuno intermitente puede ayudar en la prevención de la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa más común del mundo. Como no hay cura disponible para esta enfermedad, es fundamental evitar su aparición.

En una serie de informes de casos de pacientes con Alzheimer se observó que un cambio en su estilo de vida, que incluía el ayuno intermitente, mejoraron de manera significativa los síntomas de Alzheimer en 9 de cada 10 pacientes. Estudios en animales, también indican que el ayuno intermitente, puede tener efectos protectores en enfermedades neurodegenerativas como  el Parkinson y la enfermedad de Huntington. Por supuesto hacen falta más estudios en humanos, pero los resultados de los actuales en animales me parecen muy interesantes y esperanzadores.

  1. El ayuno intermitente puede prolongar tu vida útil, ayudándote a vivir más tiempo

Una de las aplicaciones más interesantes que tiene el ayuno intermitente, es que puede  prolongar la vida útil, y sí, he dicho vida útil, y es que ¿de que te sirve vivir mucho tiempo, si no estás al 100%? estudios en ratas demuestran que el ayuno intermitente aumenta la esperanza de vida.

En algunos de estos estudios, los efectos fueron espectaculares, en uno de ellos, las ratas que ayunaron en días alternos vivieron un 83% más que las ratas que no lo hicieron.

Os parece interesante ¿A qué si? Pero ahora debéis de estar pensando, bien, pero, ¿Esto cómo se hace? Pues estáis de enhorabuena, ¡Si señor! Porque este es el tema del siguiente vídeo, así que suscribiros y darle a la campana de notificaciones para que no os lo perdáis.

Mira el vídeo en mi canal

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15640462
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC329619/
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1548337
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3106288/
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24048020
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2622429/
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25540982
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2405717
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2405717
  10. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S193152441400200X
  11. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21410865
  12. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S193152441400200X
  13. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17316625
  14. https://www.marksdailyapple.com/women-and-intermittent-fasting/
  15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15833943
  16. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15123782
  17. https://www.hindawi.com/journals/bmri/2014/761264/
  18. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S095528630400261X
  19. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17291990/
  20. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17291990/
  21. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17374948
  22. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23244540
  23. https://ibimapublishing.com/articles/ENDO/2014/459119/
  24. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0104423013000213
  25. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21106691
  26. http://www.lift-heavy.com/intermittent-fasting/
  27. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20157582/
  28. https://www.marksdailyapple.com/fasting-brain-function/
  29. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11220789
  30. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16011467
  31. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC151440/
  32. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3022308/
  33. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17306982
  34. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2622429/
  35. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10398297
  36. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0047637400001093
  37. https://www.karger.com/Article/Abstract/212538

 

 

 

Generación de cristal o generación F (de flojera)

Mucho se habla de la generación de cristal o generación F (de flojera), por lo general, se culpa a los padres de su existencia, y es cierto, que muchos papás, crían a sus hijos como si se tratara de figuritas de porcelana. Pero no me parece justo, culparles solamente a ellos, ya que si observamos con atención, podremos darnos cuenta, de que, este problema no lo han ocasionado sólo los padres, sino que ya viene de lejos y es la sociedad entera la que ha contribuido al mismo.

 

La Generación de Cristal o generación F, se caracterizan por su fragilidad. Son hijos de la llamada generación X (1964 a 1980), que se caracterizó por personas que tuvieron que esforzarse arduamente, para lograr lo que fuera.

 

Y es cierto que los “X” nos enfrentamos a un mundo complejo y hostil. El resultado de esto es que deseamos que nuestros hijos tengan un futuro más cómodo e indoloro, por lo que, sin pretenderlo, algunos han hecho de sus hijos personas, débiles y quebradizas, de cristal.

He observado tres áreas en concreto en las que esta fragilidad se manifiesta con más “virulencia”,  si se me permite la expresión.

 

  1. Son intolerantes a la incomodidad física

El bombardeo continuo, de anuncios de medicamentos varios, que alivian todo tipo de síntomas, hasta los más leves, tienen una buen parte de culpa, por supuesto, los papis de la generación F, disponen de un amplio botiquín para solventar cualquier incomodidad de sus vástagos.

Botiquín familiar
Botiquín familiar
Y es que la generación F, desde niños son personas a las que nunca se les ha permitido tener frío o calor (Para eso estaban sus papás, saltando sobre él o ella, al menor síntoma de incomodidad) Tampoco hambre, al menor indicio de hambre saltaban los papás de nuevo con las galletas María y se las enchufaban en la boca antes de que el niño pudiera decir, “tengo hambre mamá”.
Si estaba algo “Tontito” es que seguro que el peque está incubando algo y había que prevenir, de nuevo los papás armados hasta los dientes con todo tipo de medicamentos supuestamente curativos, le enchufaban al peque, el jeringuillazo de Dalsy, habitual en estos casos, no vaya a ser que se le manifieste algún síntoma de enfermedad y el pobre niño tenga que sentir en sus carnes que es estar resfriado o con fiebre.
Niños hipermedicados
Niños hipermedicados
De manera que este niño al crecer, es la típica persona que al menor estornudo, se toma un Frenadol por si acaso, si nota la garganta irritada, corre a la farmacia a por la Lizipaina, y si le queda algún sobrante de antibióticos se lo toma también por si acaso, no vaya a ser que esté incubando algo fuerte.

¿El resultado? Generación F.

Y así, esta niña o niño que se convertirá en hombre o mujer, crece pensando que sentir una incomodidad es muy malo y hay que evitarlo a toda costa, además de esto, se convertirá en el cliente perfecto de la industria farmacéutica, es paradójico, que estos últimos, intenten hacernos  creer que  la enfermedad es normal, pero que a la vez, nos digan que cualquier pequeño síntoma de la misma es un serio problema que hay que combatir a toda costa, como no, con un fármaco, que amablemente nos proporcionan.
Soy hipocondríaca
Hipocondría y Generación F
No os dejéis engañar, todos esos fármacos que anuncian, son para tapar síntomas, si fueran medicamentos, no os los venderían sin receta, y es que ¡NO CURAN NADA! Quiero decir que si no os tomáis el Frenadol, o la Lizipaina os vais a curar igual, ¿por qué? Primero, porque esos potingues, no están pensados para curar y segundo y más importante, porque el sistema inmune sabe lo que tiene que hacer, que cada cual decida y piense si vale la pena maltratar al organismo sólo por librarse de unos pocos mocos o irritación.

2. Practican la ley del mínimo esfuerzo

Pero no se queda ahí la cosa, como están sobre protegidos, practican la ley del mínimo esfuerzo y como consecuencia evaden o evitan cualquier circunstancia que provoque dolor o esfuerzo prolongado sin resultados a corto plazo. Por supuesto, esta actitud les genera un baja autoestima y autovaloración, por lo que confían muy poco en sus habilidades y por eso mismo, necesitan un reconocimiento constante, su nivel de tolerancia a la critica, al rechazo, o a la frustración, son muy bajos o prácticamente nulos.
Niños con baja autoestima
Baja autoestima

¡Salvemos a la generación F!

Vale, siempre hay una salida y este tema no va a ser menos ¿Qué se puede hacer por la generación de la flojera?Tu hijo no va a romperse porque le marques unos límites razonables, no lo trates con pinzas.

Cuídalo sin agobiarlo
Cuídalo sin agobiarlo
  1. Los niños poseen una curiosidad innata, se que a veces sus preguntas y ganas de aprender son agotadoras y parecen interminables, pero no interrumpas su curiosidad, es más, fomenta su capacidad de asombro.
  2. No les saques todas las castañas del fuego, es decir, no vayas corriendo cada vez que tienen un problema, recuerda que no estarás ahí para ayudarle siempre, más bien, educalo  fomentando siempre su autonomía.
  3. Por último, educa o forma con el corazón, emplea la emoción, recuerda esto, para llegar al cerebro, antes hay que pasar por el corazón y eso se logra educando en la emoción y en el asombro continuo.
Y tú ¿Qué opinas?
Nos leemos pronto 😉

Me cambio de casa, bienvenidos.

¿Quien no habrá oído alguna vez eso de que los cambios o cambiar es para bien?

El cambio es el concepto que denota la transición que ocurre de un estado a otro, por ejemplo, el agua es liquida pero si la congelamos pasará a ser sólida.

El cambio o los cambios, les suceden a todo el mundo y ¡Tachaan! Le tocó el turno a mi blog señores. ¿Qué va a pasar a partir de ahora en el blog de Celia Claramunt? ¿Qué contenido va a haber en esta nueva etapa? ¿Qué hay en el horizonte?

“Cambio para crecer y ofrecer más y mejor contenido”

El tema principal del blog, sigue siendo la salud y la nutrición, aunque desde ahora, le voy a añadir el estilo de vida o “Life Style” porque encuentro que le faltaba este último punto al blog, ya que, el estilo de vida no puede separarse de la búsqueda del bienestar y la salud óptima.

También es más que probable que, os encontréis más de una vez, con una “Mini entrada” por aquí, fruto de alguna reflexión instantánea que quiera compartir con vosotros, mis más de 27.000 queridos lectores.

Las antiguas entradas del blog, estarán muy pronto aquí, revisadas y actualizadas.

¡Mucha ilusión con el cambio y mucho por hacer, que emoción!

Tengo un montón de proyectos y cosas que quiero hacer y compartir con vosotros, como por ejemplo, trasladar esta novedad del “Life Style” también al canal de Youtube, “Hermano” de este blog,  y seguir haciendo crecer mi proyecto con el blog y canal “Fifty Rebel”, que es algo que también me ilusiona mucho, ya que tiene que ver con esa etapa de la vida en la que estoy inmersa ahora, la madurez. Y más cosas que son secretas y que si las cuento ya, me mata el resto del equipo.

Espero que sigamos juntos en esta nueva andadura, y también espero que, este cambio os emocione tanto como a mi, nos leemos pronto por aquí.

¡Un abrazo enorme!